Salvador Collado

Salvador Collado, de 55 años de edad y ganadero de una granja porcina, ingresó en el club en el año 2005. «Tras más de 25 años sin montarme en la piragua, decidí retomarlo porque quería dejar de fumar y evaluando pensé que el deporte que más me gustaba era el piragüismo, que ya había practicado a los 15 años. Increíblemente no me caí». Curiosa la historia en la que dejó de fumar 2 paquetes de tabaco a diario por una vida saludable.


Recuerda con añoranza las anteriores ubicaciones en los bajos de Marqués de Contadero «…aquello era maravilloso porque abríamos y cerrábamos cuando queríamos y el ambiente que había por los alrededores era fantástico, pero lo cierto y verdad es que actualmente tenemos un pantalán increíble y unas instalaciones municipales de categoría. No nos podemos quejar».

Deportivamente hablando ha estado compitiendo muchos años en el ranking andaluz pero lo cierto y verdad es que como muchos de los miembros de este club, donde ha llenado sus vitrinas es con la regata internacional del Guadiana, donde se ha coronado un par de veces en k2.

«Salva» habla abiertamente del ambiente del club que es su mayor activo; «aquí tiene cabida cualquier persona, ya sea novato o experto, campeón o un matao, porque la diversidad de personas es muy grande. Me encanta poder compartir en el «mi arma» (Bar) con toda clase de amigos, ya sean médicos, parados, empresarios, estudiantes, bomberos o funcionarios públicos. Estos ratos después de entrenar son imprescindibles, se llenan de anécdotas y buen rollo».

Salvador es una persona amiga de sus amigos, leal, honesto y humilde. Dentro de esos 110 kilos hay una gran persona humana, querido por todos sus compañeros del club y siempre dispuesto a contar, con esa voz tan de doblador de películas, sus historia de vida, aportando siempre buen rollo entre los que se rodea. Muchas gracias por tantos años y esperemos sean muchos más.

Publicado en ADN del Sevillano.