Marcos Pérez Bejarano

Marcos Pérez Bejarano, este sevillano de la barriada del Rocío se inició en el piragüismo a los 17 años «en cadete y juvenil era uno de los referentes del circuito andaluz quedando casi siempre entre los tres primeros en las pruebas».

Es en 2002 cuando entra en nuestro club, en los antiguos bajos de marqués de contadero, tras un periodo de casi 10 años sin palear. Añoranzas del pantalán y el chiringuito donde las reuniones después del entreno se alargaban casi más que los mismos.

Actualmente es el delegado de Iniciación (junto a Miguel Grueiro) que surgió tras observar a los socios desde tierra y ver que se podía poner en marcha esta idea «siempre intento dar consejos para que los palistas puedan progresar y aprovechar mejor el tiempo en el club».

Como muchos socios de este club lo recomiendan porque el ambiente en el mismo es muy familiar y «no hay diferencias entre la gente que llevamos mucho tiempo y los que acaban de entrar».

Normalmente lo podemos ver por las mañanas, ya que sus obligaciones laborales no le permiten hacerlo por las tardes. Referente para muchos de este club que piensan que tiene mucha clase y técnica de paleo, siendo un ejemplo a seguir.

Marcos es un hombre sencillo, amable y siempre dispuesto a compartir una sonrisa con los demás. Dentro de esta discreción se esconde una gran persona que ha aportado y aportará muchas cosas al club, pero sobre todo a aquel que quiera aprender y progresar en el mundo del piragüismo.

Por muchos años esperemos que esté con nosotros.
Gracias Marcos

Publicado en ADN del Sevillano.