Rubén Ramone

Este Jerezano de 45 años casado y con dos niñas, entró en el club en el año 2003, fruto de cuando se trasladó a la ciudad por motivos laborales.
«Cuando vi el río, me quedé impresionado y dije… aquí tengo que hacer yo alguna actividad acuática. En esos momentos, el panorama para veteranos era que solo había 3 megaclubs y estaba la mejor opción en los bajos del paseo de Marqués de Contadero que era el Sevillano».

Leer más

Salvador Collado

Salvador Collado, de 55 años de edad y ganadero de una granja porcina, ingresó en el club en el año 2005. «Tras más de 25 años sin montarme en la piragua, decidí retomarlo porque quería dejar de fumar y evaluando pensé que el deporte que más me gustaba era el piragüismo, que ya había practicado a los 15 años. Increíblemente no me caí». Curiosa la historia en la que dejó de fumar 2 paquetes de tabaco a diario por una vida saludable.

Leer más

Julia Agulló

Julia Agulló nació hace 52 años en Elche, siendo la pequeña de 5 hermanos. Siempre ha vivido muy vinculada al deporte sobre todo al aire libre. De profesión Asesora Técnica de la Junta de Andalucía, hace más de 20 años se instaló en Sevilla y nos cuenta como conoció el club; «Siempre me han gustado los deportes al aire libre y junto con una amiga hicimos el curso en CAR de piragüismo y ya después busqué a través de internet y aquí llevo más de 10 años, en el Club Sevillano de Piragüismo».

Leer más

Daniel Fernandez Pastrana

Este sevillano del barrio de campos de soria de 43 años de edad, profesional del sector químico post cosecha, «aunque soy ingeniero técnico agrícola», entró en el club hace aproximadamente 12 años cuando nuestro club se ubicaba en los bajos de marqués de contadero. «La que era mi novia, por aquel tiempo, me regaló un curso de iniciación al piragüismo que me enganchó de inmediato movido por el buen ambiente y el deporte al aire libre. Con el tiempo ella no siguió y yo sigo por aquí dando tardes de gloria de vez en cuando».

Leer más

David Rincón

David Rincon, este Sevillano de 27 años del barrio de Santa Aurelia, de carrera militar, ingresó en el club en el año 2010.

«tenia un primo que practicaba piragüismo, me gustaba mirar a la gente como disfrutaba desde el puente Triana y me apetecía salir de las 4 paredes del gimnasio», y así pasa a la gran familia del sevillano hasta el dia de hoy.

Leer más

Christian

«Christian» es nuestro hombre para todo, no sólo se encarga del mantenimiento de las piraguas y las instalaciones sino que es el primer filtro para entrar en el club.

Leer más

Marcos Pérez Bejarano

Marcos Pérez Bejarano, este sevillano de la barriada del Rocío se inició en el piragüismo a los 17 años «en cadete y juvenil era uno de los referentes del circuito andaluz quedando casi siempre entre los tres primeros en las pruebas».

Es en 2002 cuando entra en nuestro club, en los antiguos bajos de marqués de contadero, tras un periodo de casi 10 años sin palear. Añoranzas del pantalán y el chiringuito donde las reuniones después del entreno se alargaban casi más que los mismos.

Leer más

Giovanna Pestrichella

Me encanta el ambiente y echo de menos aquel bar flotante del Guadalquivir donde nos pasamos muchas horas charlando y bebiendo cerveza.

Giovanna Pestrichella es una de las socias más antigua del club nacida en Potenza (Italia) es la menor de 4 hermanos. Nos comenta que siempre practicó mucho deporte desde pequeña «Mi madre casi me obligaba a ir a natación, ella era una persona muy especial por eso soy como soy y estoy donde estoy, estaba presente en todas mis carreritas, siempre animándome y gritándome..».

Leer más

Alejandro Díaz

Tras pasar por varios club de la ciudad, ingresa en nuestro club en las antiguas instalaciones de la Torre del Oro. «La verdad es que me interesaba el turismo náutico, lo que viene a ser dar paseitos por el río».

Alejandro Díaz es nuestro delegado de kayak de mar, nacido hace 44 años en Sevilla, funcionario de las FOP, siendo el tercero de 4 hermanos se crió en el popular barrio de San Pablo.

Su afición por el piragüismo se le despierta tras observar una y otra vez a los remeros y piragüistas entrenar por la dársena del Guadalquivir. «Siempre pensé que podía ponerme igual de fuerte que ellos, las chicas de mi grupo siempre hablaban de lo buenos que estaban».

Leer más