Alejandro Díaz

Tras pasar por varios club de la ciudad, ingresa en nuestro club en las antiguas instalaciones de la Torre del Oro. “La verdad es que me interesaba el turismo náutico, lo que viene a ser dar paseitos por el río”.

Alejandro Díaz es nuestro delegado de kayak de mar, nacido hace 44 años en Sevilla, funcionario de las FOP, siendo el tercero de 4 hermanos se crió en el popular barrio de San Pablo.

Su afición por el piragüismo se le despierta tras observar una y otra vez a los remeros y piragüistas entrenar por la dársena del Guadalquivir. “Siempre pensé que podía ponerme igual de fuerte que ellos, las chicas de mi grupo siempre hablaban de lo buenos que estaban”.

Tras pasar por varios club de la ciudad, ingresa en nuestro club en las antiguas instalaciones de la Torre del Oro. “La verdad es que me interesaba el turismo náutico, lo que viene a ser dar paseitos por el río”. Recuerda los post entrenos en los que al secar las piraguas, el paisaje, los olores primaverales y los paseitos de l@s “guiris” alegraban la vista a más de uno y eran una motivación extra”.


En cuanto a su palmarés deportivo …. “Todo el mundo no puede decir que ha ganado en k2 de mar, la regata internacional del río Guadiana”. Efectivamente en el año 2018 junto con Sergio Sánchez fueron ganadores de esta categoría.

Todo aquel que conoce a Alex, conoce sus anécdotas y no porque las haya contado sino porque muchas las hemos sufrido.
“Recuerdo,entrenando con los compañeros de la mañana Chema, Juan Israel, Cifuentes, que estábamos ensayando las salidas…pues hicimos 3 salidas y me caí en las tres… me miraban como diciendo… y este es el experto…”.
Hay rumores en el club que dicen que Alex tiene un apodo …”Hay cierto personaje que me llama “Enterao” y esto data de que íbamos un día entrenando y estaban poniendo las boyas para un campeonato nacional de Remo y una remera me dijo “perdona creo que hoy no podéis entrenar por aquí”, a lo que yo contesté muy airado que solo la autoridad portuaria tenia la potestad de decir eso; “eres una enterá”. Cuando regresemos al club, el papelito estaba puesto en la puerta diciendo que no se podía remar ese día por allí firmado por la Autoridad Portuaria…mi cara lo decía todo”.
Como muchos de este club, recomienda conocernos por el ambiente familiar, el buen rollo y disfrutar de nuestro río… “aunque se deberían prohibir los barcos a motor y sustuírlos por los eléctricos, que son menos contaminantes”.

Alex ,dentro de esa imponente altura y cara de sieso, es un gran amigo de sus amigos, servicial, una mente de derechas en un corazón de izquierdas, pero sobre todo es una gran persona querida en el club.

Publicado en ADN del Sevillano.